En sólo siete meses, Donald Trump y su familia dejaron sin fondos al Servicio Secreto

Escrito   ▪  21/08/2017

article-image-40182

 

Cuando hace un par de años se dio a conocer la foto de la familia presidencial mexicana, no fueron pocos quienes hicieron bilis al imaginar el gasto inútil que representaría proteger a la prole de EPN… pero, al parecer, ese gasto en nada se puede comparar con lo que le está saliendo al gobierno de Estados Unidos la tarea de brindar protección al nada fino linaje de Donald Trump. A tal grado llega ese gasto que, según US Today, en estos momentos el Servicio Secreto se reporta en quiebra… al menos por lo que resta de este año.

De acuerdo con el mencionado medio estadounidense, el Servicio Secreto no tiene dinero para cubrir el pago de cerca de mil agentes encargados de la protección de la familia de Trump. La razón: la familia del republicano es por demás numerosa, está esparcida por todo Estados Unidos y, por si fuera poco, les gusta realizar constantes viajes.

En entrevista con US Today, el director del Servicio Secreto, Randolph “Tex” Alles, aceptó que todo el presupuesto que estaba destinado para este año ya fue quemado, principalmente por el pago de horas extras y asignaciones especiales. De acuerdo con el funcionario, la agencia ha tenido un aumento de carga de trabajo desde la temporada electoral y desde ahí no ha bajado, al contrario. Trump despacha en la Casa Blanca pero pasa los fines de semana en Florida, Nueva Jersey o Virginia y, además, sus hijos viajan constantemente –por vacaciones y negocios– por el país y el extranjero.

“El presidente tiene una familia numerosa, y nuestra responsabilidad está en la ley”, dijo Alles. “No puedo cambiar eso. No tengo flexibilidad “.

¿A poco sí Trump tiene mucha familia? Pues no mucha directa pero sí bastantes colados. “Tex” Alles dio a conocer que Trump ofrece protección a 42 personas, 31 más que las que se protegía durante la administración de Barack Obama. De esas 42, sólo 18 son miembros de la familia del presidente.

Para que el Servicio Secreto continúe trabajando con normalidad, se necesita que el Congreso autorice un financiamiento adicional. Sin él, Alles advierte que Servicio Secreto ni siquiera será capaz de pagar a los agentes por el trabajo que ya han hecho. Inevitablemente el gasto extraordinario terminará por ocurrir, pero no sin que los legisladores pidan cuentas claras. Hay que recordar que los del Servicio Secreto no son exactamente un ejemplo de ética laboral: en 2012 se reveló que agentes contrataron prostitutas mientras estaban de servicio en Colombia… Aunque, por el otro lado, en 2014 se reveló que los oficiales laboraban “un número insostenible de horas”, lo cual sirvió para justificar el elevado número de deserción que por aquellas épocas se reportó.

Se estima que el costo de cada viajecito que Trump se avienta a su propiedad en Mar-a-Lago, Florida, le cuesta a su

administración cerca de 3 millones de dólares. Algo que parece exagerado, pero no lo es tanto, tomando en cuenta que mientras se preparaba en la Torre Trump para asumir la presidencia, el gasto de seguridad de Nueva York era de un millón de dólares diarios. A eso hay que sumar que, en lo que va del año, el Servicio Secreto ha gastado 60 mil dólares… sólo en el alquiler de carritos de golf. Pues en algo se deben transportar los agentes mientras el presidente practica su deporte favorito.

Fuentes: Sopitas.com 

La Ranchera 96.7 FM - Los Angeles | Aqui Estas: