Don Julio Alemán: ''¡Si es el fin, está bien!''

Escrito   ▪  17/04/2012

article-image-3910

Julio Alemán aseguró: ''Estoy tranquilo porque tengo todo resuelto... ¡no voy a contradecir lo que es natural!''

 

Hombre recto, siempre elegante, formal y con la sinceridad a flor de piel, es sin duda el primer actor Julio Alemán (de 78 años)  quien participaba hasta hace poco en la obra 'Perfume de Gardenia'. Don Julio fue el octavo de 11 hermanos, y el pasado 29 de noviembre cumplió 78 años.

Días antes de que lo internaran (por un problema de una arteria tapada y una mancha en el pulmón), con el cigarro en la mano (hábito que adquirió en la adolescencia), platicó con TVNotas.

Su enfermedad

-Señor, ¿cómo ha estado?, lo noto muy delgado...
"Así es, bajé 10 kilos porque me operé hace tres meses de la vesícula; lo que pasa es que me dio un dolor terrible y me revolcaba, entonces, como estoy en una obra de tratro, pensé que si me volvía a dar fuera de la ciudad, quién me iba a atender o a salvar, me podría morir, así que le dije al doctor que me la quitara, aunque me comentó que podría curármela".

¿Ya padecía de estos dolores?
"Nunca. De pronto me dio un dolor terrible; a lo mejor soy muy 'coyón' para los dolores y por eso le dije al doctor: 'esto que sea, quítemelo', y de verdad me retorcía en el suelo. Mi vesícula estaba mala, pero la operación me hizo bajar 10 kilos".

-¿Está llevando tratamiento?
"Sí, y posiblemente no haya necesidad de cirugía. Traigo tapada la arteria aorta y me van a quitar ese tapón, que ojalá no se vaya ni al cerebro ni al corazón. También me van a ver un pulmón, porque hay una mancha; tendrán que hacer una biopsia para ver si es algo malo o simplemente calcio".

-¿Y en que consiste el tratamiento?
"Me hice estudios que el cardiólogo, el neumólogo y el médico general tendrán que valorar para ver por donde empezamos. Vamos a esperar para ver qué van a hacer conmigo, y sí ahí termina todo, está bien, no pasa nada. Soy positivo y creo que todo saldrá bien y todavía pueda quedarme un rato más, aunque esa no es decisión mía, sino del que manda allá arriba. Nosotros viajamos muy ligero y no tengo ningún empacho en lo que sea".

Su vida como esposo, padre y actor

-¿Cuánto tiempo lleva de matrimonio?
"Llevo 53 años casado con mi mujer, Esperanza de la Paz Gotes Martínez, y de cariño le digo 'Moru', porque 'morusita' en el norte (de México) significa 'migajita de pan'".

-Su vida amorosa ha sido muy particular porque se separa y va de los brazos de 'Moru', con quien tuvo cuatro hijos (Martín, Julio, Mauricio y Arturo), para hacer una vida con otra chica con quien procreó otros dos más y finalmente regresó con la primera, ¿cómo le hizo para que su esposa lo perdonara?
"Ahí está el chiste; y no es mío, es de ella. No la convencí, el amor es el amor. Si me separé de mi mujer es porque andaba buscando una niña; yo decía que la que no me daba niñas era mi mujer y no es cierto, fue un engaño mío. Tenía ganas de tener una hija y me enamoré de otra. Con ella tuve a mis 2 últimos hijos, que son los cuates (Alan y Daniel, de 24 años)".

-En 55 años de trayectoria y en su vida en general, ¿cuál es el momento más difícil que le ha tocado enfrentar?
"En retrospectiva, he hecho un análisis y creo que ha sido el momento de decidir mi vida a los 26 años, y tomar una decisión muy fuerte al decir: 'voy a jugar a ser el que no soy y a ver si me creen como actor y tengo éxito'. Me hubiera frustrado de no haber sido lo que quise ser y debo agradecerlo a la gente que creyó en mí y haber aprovechado esas oportunidades".

-¿Qué significan sus canas?

"Muchos me han dicho: 'píntate el pelo', pero eso es como querer borrar el camino andado, sería avergonzarme de mi vida. Estas canas han salido porque he vivido, ¿por qué me las voy a borrar?, a menos de que sea por un personaje".

Sus últimas reflexiones

-¿Cuál es su filosofía de la vida
"Una frase que le escuché a mi padre: 'quien no vive para servir, no sirve para vivir'; el que no da no recibe; el que no siembra, no cosecha, y depende de lo que quieras recibir, tendrás que darlo primero".

-¿Le tiene miedo a la operación?

"No, ni le temo a los doctores o a mi destino; entonces simplemente debes dejarte llevar como en una barca. Así estoy yo, dispuesto sobre mi barca, que es la que me ha guiado toda la vida, para que navegue hasta donde tenga que ir".

-¿Quiere agregar algo?

"Me emociona recordar, porque recordar es vivir. No tengo nada que presumirle a nadie, ni vanagloriarme. He hecho lo que he sentido, he creído y he realizado, y lo que tengo, lo he dado (se le corta la voz); las cosas no se dan por sí solas, sino porque el mundo se mueve", finalizó el actor.

Julio Alemán murió el pasado miércoles 11 de abril, a los 78 años, a causa de complicaciones por una infección pulmonar que le causó, entre otras cosas, una profunda deshidratación.

¡Descanse en paz!

 

TV Notas

 

 

 

La Ranchera 96.7 FM - Los Angeles | Aqui Estas: