Cómo cumplir con los propósitos de Año Nuevo

Escrito   ▪  02/01/2020

article-image-51700

 ¿Quieres comer mejor, hacer más ejercicio, dejar de vapear o perder peso?

 

Excelente. Ahora es el momento de establecer esos propósitos de Año Nuevo.

A medida que nos adentramos en un nuevo año – y en una nueva década-, tu primer paso es creer que puedes hacerlo.

Lo contrario también es cierto, dijo el profesor de psicología de la Universidad de Scranton, John C. Norcross, quien ha estudiado resoluciones durante décadas. Si crees que no puedes hacerlo, es probable que tengas razón.

Mientras que cerca del 40% de los estadounidenses establecen propósitos alrededor del 1 de enero, entre el 40% y el 44% de ellos tendrán éxito a los seis meses, dijo Norcross, informando sus resultados de múltiples estudios con colegas.

Pero si crees en ti mismo, tienes 10 veces más probabilidades de cambiar a través de un propósito de Año Nuevo, en comparación con los que no los hacen, cuando ambos grupos tienen objetivos y motivación comparables, informó.

Aquí te mostramos cómo comenzar de la mejor manera posible este año.

Resoluciones

Idea de resolución: comer una manzana todos los días para el almuerzo o la merienda.

Hazlo específico

Comer mejor y hacer más ejercicio son buenas ideas, pero son demasiado generales y no te dan un plan de acción. La gente a menudo piensa que carece de motivación cuando el problema es realmente una falta de claridad, escribió el autor James Clear en su libro “Atomic Habits”.

“La forma sencilla de aplicar esta estrategia a sus hábitos es completar esta oración: yo estaré [COMPORTAMIENTO] en [TIEMPO] en [UBICACIÓN]”, escribe Clear.

Si quieres comer mejor, sé específico: ponte el propósito de agregar una fruta o verdura a tu almuerzo todos los días, limita la comida rápida a una vez por semana o come postre una vez por semana.

Hazlo posible

Resoluciones

No te comprometas a una maratón si odias correr.

Evita propósitos que suenen geniales pero que sean inalcanzables. De hecho, conviértelos en algo que puedas disfrutar. Todavía pueden ser difíciles, pero eso no significa que tengan que hacerte sentir miserable.

Para comer mejor, pon ese tazón de fruta justo al lado de tu bolsa de almuerzo, para que puedas tomar una manzana o naranja todos los días. ¿Odias las manzanas? No escojas manzanas. Elige una fruta que probablemente sí comas.

Para hacer más ejercicio, es posible que desees correr más. Pero si eres una persona nocturna, no te lo pongas más difícil tratando de correr todas las mañanas antes del trabajo, dijo Gretchen Rubin, autor de “The Happiness Project”. Hazlo después del trabajo.

¿Quieres meditar? Excelente. Rubin odia meditar, así que dejó de hacerlo. Está bien experimentar y dejar de hacer cosas que no te gustan. “Saber quién es uno y quién no es”, dice.

Permítete fallar

Resoluciones

Está bien si la caja de donas de un compañero de trabajo te gana por un día.

Todos se equivocan. Espera tener resbalones ocasionales. Pero no dejes que la clase de ejercicios perdida ocasionalmente o la dona del viernes en el lugar de trabajo te saquen de la ruta, explicó Norcross.

La mayoría de los propósitos exitosos tropiezan en enero, pero el 71% de los que han tenido éxito dicen que su primer resbalón fortaleció sus esfuerzos a través de una combinación de culpa, aumentando la conciencia de la gravedad de su problema y el desliz les recordó que deben refinar sus planes, dijo.

Si sabes que estás entrando en una situación de alta presión, practica decir “no gracias” de antemano a la tarta de manzana de tu tía. Incluso las personas a las que no les gusta el pastel de manzana a veces todavía lo comen cuando se les ofrece solo por cortesía. En cambio, practica decir “no, gracias”.

¿Y si tropiezas? Concéntrate en volver a la pista, no en la caída. “Las personas que muestran más compasión por sí mismas tienen más probabilidades de volver al caballo y volver a intentarlo”, dijo Rubin.

Prepárate para el éxito

Resoluciones

¿Tratando de mantenerte alejado de tu teléfono? Sácalo de tu habitación usando un reloj despertador estándar.

Mira lo que te dicen: si estás decidido a pasar menos tiempo en tu teléfono pero lo agarras tan pronto como te despiertas, coloca tu teléfono en otra habitación por la noche. Oh, ¿es tu alarma? Compra un reloj despertador. Ahora cuestan US$ 6.

Si deseas limitar los dulces, sácalos de tu casa. Mantente alejado de la sala de descanso de tu trabajo durante la hora de la merienda del miércoles (no es que esté hablando de mi experiencia personal en CNN).

Conócete a ti mismo

Resoluciones

Haz las actividades que te conviertan en quien quieres ser.

En lugar de pedirte que consideres tus metas, Clear te pide que consideres este proceso de dos pasos.

Decide el tipo de persona que quieres ser: ¿Una persona sana? ¿Una persona fuerte? ¿Un escritor? ¿Un músico?

Luego demuéstratelo con pequeñas victorias con el tiempo. Clases de gimnasia, levantamiento de pesas, escritura, práctica. Cada vez que hagas algo hacia la meta de quien quieres ser, dite a ti mismo que te estás convirtiendo en esa persona. (Hice pilates en la mañana antes de comenzar a escribir este artículo. Es parte de mi objetivo para ser una persona sana).

Hazlo público

Resoluciones

La autora Gretchen Rubin dice que planea visitar mucho el Museo Metropolitano de Arte en el nuevo año.

Si estás rodeado de amigos y familiares que te apoyan, hacer públicos tus objetivos y pedir que te hagan rendir cuentas puede ayudar. También puedes unirte a un gimnasio con competencia amistosa o un grupo como Weight Watchers.

Los guías de propósitos con los que hablé acordaron hacer públicos los suyos: Norcross decidió detener la multitarea en 2020, y ya había comenzado a practicar durante nuestra entrevista telefónica. (Después de que él lo mencionó, sentí que tenía toda su atención).

La psicóloga Lisa Damour, autora de “Under Pressure” sobre la vida de las adolescentes, planea enfocarse en meditar en 2020, a pesar de tener dos hijos y una carrera más que de tiempo completo.

“Voy a comenzar con cinco minutos diarios”, dijo, acreditando a James Clear de haber comenzado un “hábito atómico” diario antes de intentar más.

Rubin va a tratar de visitar el Museo Metropolitano de Arte todos los días que esté en su casa en Manhattan, a pocas cuadras del museo.

Si bien eso parece una tarea difícil, también es el tema de su próximo libro, por lo que es una gran motivación explorar y aprender de su nuevo lugar de trabajo en el nuevo año.

Predica con el ejemplo a tus hijos

Resoluciones

Modela el buen comportamiento: los adolescentes no dejarán de usar sus teléfonos si tú siempre estás con los tuyos.

Los padres pueden abrir la puerta a una conversación con sus hijos sobre los propósitos al hablar sobre sus propias reflexiones y esperanzas para el nuevo año. Pueden mencionar que es difícil cumplir sus propios objetivos, y que la perfección no es la meta.

Los padres pueden mencionar los cambios que quieren hacer y modelar cómo quieran hacer esos cambios, dijo Damour. Es importante mencionarlo sin criticar, dijo.

Con niños menores de 10 años, los padres pueden tomar la iniciativa en una discusión sobre dónde los miembros de la familia tienen espacio para crecer, dijo. Una vez que sus hijos lleguen a la adolescencia, no les dé ninguna idea, agregó.

“Los padres deben trabajar con la suposición de que ningún adolescente con desarrollo normal quiere que se le diga qué hacer”, dijo Damour. Si el adolescente está haciendo lo correcto en silencio y el padre lo sugiere, es probable que los muchachos dejen de hacerlo.

“La mayor parte de cómo guiamos a los jóvenes es modelar los comportamientos que queremos”, dijo. “Si lo que dices y haces no coincide, un adolescente se dará cuenta y notará tu hipocresía”.

Cámbialo

Resoluciones

No te preocupes por un propósito de un año. De hecho, puedes decir adiós a las galletas por solo un mes.

¿Simplemente odias la idea de un propósito para todo el año, viendo un año entero de fracaso por delante? Sigue los pasos del editor de Features de CNN, David Allan, y establece un año de 12 micro resoluciones mensuales. En 2018, eliminó un comportamiento cada mes: por ejemplo, el alcohol, los dulces, las pantallas alrededor de sus hijos, decir la palabra “como”, y notó el impacto de su estado de ánimo y el efecto sobre él y su familia.

Le fue tan bien, que el año pasado decidió agregar algo a su vida cada mes, incluyendo meditación, movimiento, escucha activa y más horas de sueño.

Dormir lo suficiente no le fue tan bien en un mes, así que lo cambió. Escribió sus propias reglas, para poder cambiarlas y, por lo tanto, tener éxito. Y tú también puedes.

Fuente: https://cnnespanol.cnn.com/

La Ranchera 96.7 FM - Los Angeles | Aqui Estas: